Tengo muy claro que ninguna acción buena se pierde en este mundo. En algún lugar quedará para siempre - Vicente Ferrer.

miércoles, 7 de abril de 2010

Un vídeo muestra cómo un helicóptero de EEUU mató a un fotógrafo de Reuters en Irak

Un vídeo difundido por Wikileaks muestra cómo soldados de EEUU disparan y matan a sangre fría y entre risas a 11 civiles, entre ellos un fotógrafo y un periodista de Reuters, en Bagdad. Las imágenes cuestionan la versión de los militares, que lo consideraron un combate contra insurgentes.

El 12 de julio de 2007 soldados estadounidenses atacaron a un grupo de gente en Nueva Bagdad. Tomaron por armas las cámaras de dos periodistas de Reuters, Namir Noor-Eldeen y Saeed Chmagh, y los mataron junto a otras 9 personas, todas civiles, desde un helicóptero.

Tras el ataque, Estados Unidos negó que supieran cómo habían muerto los periodistas y sólo habló de un enfrentamiento entre sus tropas e insurgentes.

Un portavoz militar explicó entonces al diario The New York Times que “las fuerzas de la coalición estaban claramente en el medio de operaciones de combate contra una fuerza hostily que las acciones de los soldados durante el suceso estaban de acuerdo con la ley en conflictos armados y reglas de combate, la normativa norteamericana sobre cuándo, dónde y cómo el uso de la fuerza debe ser usada.

Ahora Wikileaks ha hecho públicas estas imágenes, conseguidas mediante una filtración. Se puede ver y escuchar cómo desde un helicóptero disparan contra los periodistas pensando que sus cámaras son cohetes. También disparan a continuación contra las personas que se acercan para tratar de auxiliarlos, entre los que se encuentran dos niños que resultan heridos de gravedad. Tras los disparos, se escucha a los militares celebrar las muertes.

El vídeo recoge las grabaciones del propio helicóptero en los que se ve desde el aire a un grupo de personas desplazándose a pie. El militar alega en el documento que varias personas de este grupo -entre las que figuraban Noor-Eldeen y Chmagh- portan armas y pide permiso para disparar.

En cuanto el objetivo se encuentra a tiro, las aeronaves inician una ronda de disparos indiscriminada que concluye con la muerte de once personas a las que Estados Unidos consideró, en su versión oficial, supuestos terroristas, pese a que en las imágenes no se aprecia ninguna amenaza y las personas a pie parecen no percatarse de la presencia de las fuerzas norteamericanas.

Al terminar el ataque, los militares a los que se escucha en la grabación se jactan del éxito de la operación. "Mira esos bastardos muertos", dice uno de ellos. Acto seguido, su interlocutor le felicita por la puntería demostrada.

El gobierno americano ha reconocido ya que son auténticas y la agencia de noticias Reuters ha publicado un comunicado en el que muestra su más absoluta indignación.

Más de un millón de iraquíes han muerto desde que Estados Unidos inició la ocupación en 2003 y la población desplazada supera los 4 millones.

El actual conflicto armado en Irak se inició en marzo de 2003 con el ataque militar de una coalición internacional liderada por EEUU con el apoyo de Gran Bretaña y España.

La excusa para la invasión fue la supuesta existencia de vínculos entre la organización y el régimen de Sadam Hussein, por lo que el presidente de EEUU, George W. Bush, consideró que el líder iraquí constituía un peligro para su país y para el orden mundial. Las armas de destrucción masiva que buscaba la coalición nunca han aparecido.


video
.

No hay comentarios: