Tengo muy claro que ninguna acción buena se pierde en este mundo. En algún lugar quedará para siempre - Vicente Ferrer.

martes, 22 de julio de 2008

Un soldado israelí dispara a un palestino maniatado.

La ONG israelí B’Tselem ha difundido un vídeo en el que aparece un soldado del Ejército israelí disparando a un detenido palestino maniatado y con los ojos vendados a corta distancia. Según la organización de derechos humanos, el incidente ocurrió el pasado 7 de julio en la aldea cisjordana de Nilín durante una protesta contra el muro de separación israelí, y tuvo lugar en presencia de otros soldados y oficiales del Ejército.


La víctima, un palestino de 27 años que se manifestaba en la protesta, fue retenido por soldados israelíes durante media hora, tiempo en el que, según el detenido, fue golpeado por los militares israelíes.


El vídeo muestra al manifestante, que viste una camiseta de color verde, portando una bandera palestina y haciendo la señal de la victoria con la mano, y posteriormente aparece maniatado y con los ojos tapados con una venda. En las imágenes siguientes aparece un soldado israelí apuntando con un fusil contra las piernas del detenido a una distancia aproximada de 1,5 metros, y se aprecia cómo efectúa el disparo.


video


Según los medios de comunicación israelíes, el soldado que efectuó el disparo ha sido detenido pero B'Tselem no sabe si se han abierto diligencias contra los implicados en el suceso, sin embargo, residentes de la aldea palestina dijeron a la organización que vieron a los soldados implicados el día siguiente sirviendo en la misma unidad. Tras la recepción de las imágenes, B’Tselem remitió una copia al responsable de la Unidad de Investigación de la Policía Militar, exigiendo una investigación sobre lo sucedido y que los soldados sean llevados ante la justicia y recuerda que los miembros de los organismos de seguridad están obligados a informar de las acciones ilegales, y destaca que "es incluso más serio que un oficial de alto rango participe en este tipo de encubrimiento".


La entrega de cámaras de vídeo entre los palestinos parece pues que está dando los resultados esperados. Consciente de que una imagen vale más que mil palabras, Betselem repartió hace unas semanas un centenar de videocámaras entre familias palestinas con el objetivo de que dejen constancia visual de las humillaciones y agresiones que sufren a diario. El proyecto dio sus primeros frutos recientemente, cuando una joven del sur de Cisjordania grabó cómo cuatro habitantes del cercano asentamiento judío de Sussya daban una brutal paliza con bates a sus ancianos tíos. Este nuevo vídeo muestra que los abusos de sus soldados israelís son una verdad que debe ser conocida. Como explican desde B’Tselem “la presión israelí sobre los civiles palestinos va mucho más allá de cerrar fronteras o matar a supuestos terroristas... Es la humillación diaria, la paliza sin razón”.

No hay comentarios: