Tengo muy claro que ninguna acción buena se pierde en este mundo. En algún lugar quedará para siempre - Vicente Ferrer.

domingo, 14 de junio de 2009

Cientos de niñas de Zimbabue se prostituyen para conseguir comida y sobrevivir

Cientos de niñas de Zimbabue, algunas de sólo 12 años, están recurriendo a la prostitución para poder conseguir comida y sobrevivir a la profunda crisis social económica que vive el país, según alertó este viernes la organización Save the Children.

Al parecer, los cada vez más altos índices de pobreza están llevando a las niñas a vender sus cuerpos por apenas una caja de galletas. Según la ONG, esta situación puede empeorar con vistas al Mundial de fútbol de la vecina Sudáfrica el próximo año.

La tasa de paro en Zimbabue es de aproximadamente el 90%, por lo que gran parte de la población no se puede permitir comprar comida, recibir asistencia sanitaria o cubrir los gastos de la educación de los niños.

La subdirectora de un colegio en la región de las cataratas Victoria explicó a la BBC que cientos de sus estudiantes femeninas están prostituyéndose por cualquier cosa que puedan conseguir. "Pueden ser libros, pueden ser galletas, patatas", señaló.

La directora de Save the Children en Zimbabue, Rachel Pounds, advirtió también de que hay evidencias de que muchas niñas son blanco de las redes de tráfico de seres humanos. De hecho, se cree que éstas tienen planes de enviar a adolescentes a Sudáfrica el año que viene debido a la cantidad de turistas que visitarán el país vecino con motivo del Mundial.

4 comentarios:

rosscanaria dijo...

Es muy fuerte lo qe esas pobres niñas tienen que hacer para poder subsistir, el hambre es una verdadera plaga del siglo XXI.
Un beso, Ross

Rudy Spillman dijo...

Lastima profundamente el solo hecho de leer estas cosas. No quiero ni imaginarme lo que significará vivirlas. Hoy tú, mañana yo. La indiferencia nos terminará matando a todos.

Silvia dijo...

Es muy doloroso asumir que las diferencias entre las personas en el mundo siguen aumentando; cada vez hay más hambre y desesperación, mientras otros se enriquecen más y más. Creo que los que gobiernan los países no dan la talla, y mientras gente así esté llevando los hilos del poder, nada puede cambiar.

Helen Maran dijo...

Es terrible las diferencias sociales en cada país y lo que deben de hacer unas niñas que le borraron la infancia, feliz semana y saludos desde Israel.