Tengo muy claro que ninguna acción buena se pierde en este mundo. En algún lugar quedará para siempre - Vicente Ferrer.

jueves, 6 de diciembre de 2007

Bombas made in spain


España fabrica y comercia con el armamento más cruel con la población civil de un país bombardeado. Dos empresas: Expal (pública y pagada por todos) e Instalaza elaboran bombas de racimo capaces de provocar mutilaciones hasta 30 años después de haber sido lanzadas.

El Gobierno no prohibe su elaboración, uso o almacenamiento a pesar de la declaración firmada por 46 países, entre ellos España, para un acuerdo contra estos explosivos.

La capacidad de destrucción de este tipo de bombas es salvaje y duradera. Estos artefactos causan mutilaciones en Camboya, sobre todo a niños, con una frecuencia de dos veces al día a pesar de que las bombas se lanzaron entre 1969 y 1973.

Greenpeace ha lanzado una campaña para conseguir una moratoria en la fabricación, uso y almacenamiento de estas municiones. Bélgica prohibe desde febrero de 2006 la presencia de este material en su territorio.

El Ministerio de Industria asume la fabricación de este material y esgrime razones de defensa estatal para no renunciar a su uso.

La mayoría de países fabricantes no aparece en la lista de países por donde ha pasado la lluvia de acero. Afganistán, Irak, Chechenia y los Balcanes son algunas de las zonas en conflicto donde las bombas de racimo mutilarán a los civiles en las próximas décadas.

Una muestra mas de hipocresia.


No hay comentarios: